lunes, 21 de marzo de 2011

Abismo

Jamás mires hacia donde las almas convergen
Hacia ese abismo terrible y profundo
Donde el frío suspiro de muerte asciende
Con la obscuridad ancestral del inframundo.

En ese sitio donde mil voces gritan
Un estruendo ominoso de dolor y triste pena
Que desata la locura infecciosa y maldita
A todo aquel que se asome a su condena.